martes, 4 de noviembre de 2008

Lisboa



Aeropuerto. Cerveza. Risa. Azafato. Bussines Clas. Más risa. Portugueses. Cementerio. Alberge blanco y negro. Castañas. Atlántico. Meremdinha. Obrigada. Vinho verde. Vestido de princesa en tienda de chinos. Imanes para la nevera. Postales para mi madre. Regateo en tiendas caras. Que sí. Que no. Mendigo tocando con su melódica una canción que perfectamente podría ser de Yann Tiersen. Se proyecta mi película. Callejuelas empinadas. Calles fantasma. Bacalao. Albóndigas. Segre. Vinho verde. Camarero. Yaka. Discoteca africana. Enamoramientos repentinos antes de la madrugada.

Amelie. Desayuno. Ducha mixta. Metro-bus-bus-bus rodeo. Mercado de antigüedades. Llaves. Fotos. Cartas. Botones. Juguetes. Recuerdos. Artículos kitzsch y otras variedades. El baúl de Bea. Santa Apolonia. Condones de regalo. El taxista. Aeropuerto. Avión. El chico guapo del asiento de al lado (después, el moderniki del asiento de al lado). Los intentos de ligárselo. Chicles a cinco euros para ti, guapo. Risa. Y más risa. La cerveza sobre su pantalón. Dejémonos de tonterías y dame tu teléfono. Os llamo para ligar. Israel al teléfono. Acrobacias en un coche. Vuelta silenciosa. Vuelta al teatro.
Y mucho más. Gracias chicas.

2 comentarios:

hierbas menorquinas dijo...

Parece que te lo has pasado bién!!! jejeje, me alegro... que envidia me das cuando te vas de viaje... Tengo que ver los imanes para la nevera,jajajaja y tengo que ver la cara de karen cuando los vea, jiiji...

besazos Venus

helena dijo...

no te has dejado ni un detalle!!
bueno sí...se te olvidó acabar con un punto y seguido ;-)

por cierto..no aparece mi chaleco.

y por cierto...os dió vueltas la cabeza???

beso!