viernes, 23 de enero de 2009

Jeremy Enigk


El miércoles descubrí por sorpresa a Jeremy Enigk. Tan sólo había escuchado una canción suya, que de hecho me parecía maravillosa. La hipótesis de ZuhaitzV de momento se confirma: este señor no tiene canciones malas. La música que hace es genial, sencilla pero desgarradora, igual que su voz.
El concierto terminó entre las ovaciones de un público insaciable de sensaciones con una versión de "Mother", uno de los temas del que tendría que ser el primer disco en solitario de John Lennon, con un grito primario, terapéutico... y estremecedor. Merece la pena experimentar en tu cuerpo la vibración de sus cuerdas: es un gran músico.

1 comentario:

ZuhaitzV dijo...

;o)

Ja et penjaré alguna foto-resposta...

Encantat de que t'hagi agradat.