viernes, 19 de diciembre de 2008

Despedidas y bienvenidas



Decir adiós no es tan malo, aunque implique echar de menos; que aunque antes ya echabas de menos no es el mismo extrañar, el mismo sentimiento, porque es más adiós y menos adentro.

Creo que tantos adioses en tan poco tiempo son indicio del inicio de nuevos tiempos.

1 comentario:

ZuhaitzV dijo...

Algun dia t'hauré de dir hola doncs...

;o)

Deus córrer sovint per Gràcia tu...

apali,

vagi bé!